Algunos mayoristas e importadores han optado por ofrecer a sus distribuidores el diseño de las tiendas online, con esto se aseguran una venta, en muchos casos unas cuotas mensuales de por vida, porque las tiendas les sigue “perteneciendo” y una forma de controlar que solo se vendan sus productos en las tiendas.

A cambio ofrecen un mantenimiento periódico, actualización de los productos y soporte. Además de una libertad mayor del distribuidor/a para dedicarse solo a vender y promocionar los productos, dejando de lado la logística y actualización de productos, categorías, etc…

En ocasiones esta política causa recelo en clientes que quieren comenzar con el dropshipping, dudas sobre como se tratarán sus pedidos, si no se envía información del mayorista en los paquetes y si no hay robo de clientes. Ante esto apenas podemos hacer nada, una relación comercial debe basarse en la confianza y si alguna de las dos partes la quebranta, mal vamos.

Dentro de este grupo de empresas que hacen dropshipping hay algunas que son mayoristas, importadores en la mayoría de los casos o fabricantes y otras que realizan trabajos de comercio electrónico, como nosotros pero que prefieren alquilar las tiendas por una cuota mensual, como ya he comentado incluyendo servicios extras o de valor añadido, como son el mantenimiento, actualización de productos y catálogo etc…

Ventajas del dropshipping en EspañaLas ventajas de estos sistemas de dropshipping:

  • No tienes que controlar el stock ni el catálogo
  • La logística la lleva el propio dropshipper
  • Coste de inversión inicial más bajo, no tienes que comprar una tienda
  • Te puedes dedicar exclusivamente a promocionar, hacer publicidad y atraer clientes a tu tienda
  • Cuentas con un mantenimiento y soporte extra

Desventajas que encuentro en este sistema:

  • Pago de una cuota mensual de por vida, mientras dure el negocio
  • No puedes cargar tus propios productos (en la mayoría de casos)
  • No controlas la logística, envío de mercancía
  • La tienda nunca es tuya (salvo acuerdos que puedas llegar con la empresa mayorista)

Con todo y con esto nosotros siempre hemos apostado por hacer tiendas relativamente asequibles pero que pertenecen al cliente y permitirles hacer y deshacer a su antojo, cambiando de proveedor, cargando sus propios productos y llevando mucho más control de lo que su tienda hace. Por supuesto tanto el dominio como el hosting pertenecen al cliente y pueden utilizarlo como mejor les convenga.

Son diferentes fórmas de trabajar, con sus ventajas e inconvenientes, cada distribuidor/a puede elegir la que mejor piense que le puede ayudar a crear un negocio rentable a través del drop shipping y conseguir hacer del comercio electrónico su forma de vida.

A %d blogueros les gusta esto: