Drop Shipping


El Drop Shipping es un nuevo tipo de negocio donde el vendedor, en la mayoría de los casos un minorista, no necesita almacenar productos, sino que los envía a través de una empresa de transporte directamente desde el distribuidor, mayorista o fabricante al cliente final. El mayorista es el encargado de embalar el producto, y en muchas ocasiones incluso de gestionar los envíos de paquetes, al ser empresas más grandes tienen mejores ofertas con las agencias de transporte. De esta forma nos ahorramos gastos de transporte al evitar un envío intermedio ya que el vendedor no tiene por qué recibir la mercancía.

Tiene muchísimas ventajas, por un lado puedes vender de muchas formas, a través de una página web, con anuncios en portales de clasificados, con una tienda online, e incluso en local, es decir, en tu zona de influencia.

  • No necesitas una gran inversión inicial, solo los costes de la tienda online, web y las campañas de posicionamiento o publicidad que quieras realizar.
  • No necesitas un local físico, ni para vender, ni para almacenar productos lo que conlleva un gran ahorro.
  • Los pedidos se pueden procesar en el mismo día y enviarse en 24 horas, dependiendo del stock de la fábrica o mayorista y la hora de realizar el pedido.
  • No se asumen ningún tipo de riesgos financieros, préstamos, avales, etc…
  • Puedes tener el catálogo siempre actualizado gracias al contacto directo con el mayorista.

Cualquiera puede convertirse en un emprendedor/a de Drop Shipping, no se necesitan grandes conocimientos, aunque claro es bueno informarse de los productos a vender, del sector, de la competencia y de que posibilidades ofrece. Además de garantías. Pero cualquiera, minorista, comerciante, revendedor, intermediarios, webmasters, pueden realizar Drop Shipping intermediando entre el cliente final y la fábrica o mayorista.

Cómo funciona el Drop Shipping

Publicas los productos de tu proveedor en tu página, web de anuncios o tienda online. Un cliente te hace un pedido y te lo paga por adelantado, ya sea por tarnsferencia bancaria, PayPal, tarjetas de crédito (Visa, Mastercard).

Ya tienes el dinero así que realizas un pedido al mayorista, generalmente a través de su página web y le pagas también por adelantado, pero solo tu precio, por lo que ya puedes disfrutar del margen que le has cobrado al cliente final.

Rellenas tu pedido con los datos de envío del cliente, el mayorista prepara el paquete, llama a la empresa de transporte y se lo envía al cliente final que lo recibe en su casa.

No hay pedidos mínimos, al ser ventas a clientes finales, no necesitas pedidos mínimos, esto no quita que si tu cliente te ha realizado un buen pedido, quizás tu mayorista te haga un mejor precio por lo que podrás ganar incluso más con esa operación.

Puedes ver los precios de la competencia y jugar con márgenes, cantidades, packs y ofertas, todo lo puedes encontrar en Internet.

En general, el mayorista respeta al cliente, por lo que este último nunca sabrá de la existencia de ese fabricante y todos los pedidos futuros se volverán a hacer a través de tu tienda online o página web.

El mayorista o proveedor facilita en todo momento archivos de catálogos actualizados con precios, imágenes, cantidades en stock, por lo que sabrás en todo momento que productos puedes vender.

El Drop Shipping empieza a escucharse con fuerza en España, este final de 2012 vamos a ver florecer muchas empresas que están apostando por lanzarse al universo de Internet y probar otras formas de trabajar y hacer negocio, desde casa, sin jefes …